viernes, 21 de septiembre de 2007

Vía Murciana al Naranjo del Bulnes

500 m 6a/A2 (7c+)

Se trata de una de las grande clásicas de los Picos de Europa, y en concreto de la cara Oeste del Naranjo de Bulnes. Es una magnifica ruta que recorre de forma bastante directa los 500 metros de esta gran pared, que a pesar de su apariencia de ruta inaccesible, presenta bastantes largos para disfrutar de la escalada en libre sin pasar de un dificultad de 5+ con algún pequeño paso de 6a. Además la vía esta equipada con anillas para rapelar desde cualquier reunión, presentando buenos seguros (parabolts) en algunos largos y/o pasos concretos.


Con unas previsiones de buen tiempo para todo el fin de semana, partimos un viernes de Septiembre de 2007 por la tarde/noche hacia la Vega Urriello donde pasamos la noche. Al día siguiente toca madrugón y un largo día de actividad.

A las 8 de la mañana estamos al píe de la pared. Preparativos propios de una actividad de este tipo, y para arriba. Comenzamos el primer largo de la vía. Es un diedro a la derecha de la lastra Ifach, que se resuelve sin grandes problemas.

El segundo largo es la travesía de 6a. Esta protegida con 2 clavos hasta la entrada al diedro fisura, desde donde no tenemos ningún problema en progresar y en protegernos hasta la siguiente reunión. La reunión esta justo debajo del famoso 3 largo.

La primera parte del 3º largo esta protegida por unos parabolts, hasta un puente de roca. Desde aquí varios metros para autoprotegernos, aunque encontramos algún clavo y puentes de roca. Si andamos un poco justos en el libre, podemos progresar recurriendo a técnicas de artificial, aunque es suficiente sólo con llevar algún gancho, a parte de los friends y fisus que ya llevamos. De esta manera alcanzamos la línea de parabolts que nos llevan de A0 en A0 a la siguiente reunión, por cierto colgada y bastante incomoda.

En el 4º largo más A0, algún pasito en libre y al final un 6a en libre para llegar a la reunión.
A partir del 5º largo ya empieza a predominar más la escalada en libre por impresionantes muros de agujeros, que no pasan del V grado.

Tras el 6º largo acabamos a la altura de la gran travesía de la vía Rabada Navarro. Aquí encontramos unas buenas terrazas, donde poder estirar nuestros riñones, y donde aprovechamos a comer y beber algo.

El 7º largo es espectacular. Es un muro vertical lleno de agujeros, que al contrario de lo que pensaba al principio, se protege bastante bien. Al final del largo un techito de 6a y ya estamos en la siguiente reunión.
El 8º largo es de distinto tipo de escalada al que veníamos haciendo en los largos anteriores, pues se trata de un diedro que, aunque es fácil y se protege bien, tiene un pasito de V antes de entrar en una zona fácil de III grado.
Cuidado en el 9º largo, pues es uno de los famosos embarques de esta vía. Comenzamos por una canal muy facilita, y cuando llevamos unos 25 metros escalados, la canal se convierte en una vertical fisura. Pues por ahí no es, esa fisura se corresponde a la vía opera vertical. En ese momento, nosotros debemos de hacer un flanqueo hacía la derecha, encontrando algunos clavos, hasta entrar en nuevo diedro. Antes de acabar este diedro debemos de ir hacía la izquierda (hay un parabolt). Nos vamos a encontrar 2 reuniones una de anillas y otra de 2 parabolts un poco más arriba. Debemos de ir a la de arriba, pues en la de anillas es imposible que corran las cuerdas.
En el 10º largo debemos de ir con mucho cuidado, pues la roca no es de buena calidad y esta rota, pero tranquilos, que seguro que habéis escalado en zonas más rotas. Además es fácil y se progresa bastante rápido. De esta manera y escalando por la parte izquierda de la laja España nos encontramos la reunión encima de ella.
Comenzamos el 11º largo haciendo una travesía de varios metros hacía la derecha. Nos encontraremos algún parabolt y más o menos en ese momento enfilamos recto buscando las zonas más fáciles. Luego volvemos a la izquierda de nuevo, estando la reunión en la vertical de la anterior. Este largo es de bastantes metros y suele despistar un poco para seguir el camino correcto, pero si escalamos con cabeza y buscando las zonas más fáciles (recuerda que es un largo agujeros de IV+ y V-), no tendremos ningún problema.
Y por fin el último largo. Otro gran muro de agujeros de V. Se escala muy bien, aunque también hay que seguir buscando las zonas más fáciles.
Nosotros llegamos a la cumbre disfrutando de un atardecer impresionante. Aunque lo malo del atardecer es que seguido viene el anochecer, y tuvimos que bajar de noche. Aunque no hubo problemas, porque llevábamos las frontales y conocemos bien la bajada.

1 comentario:

asotavento dijo...

Enhorabuena, Eduardo y demás de la cordada.
Felices fiestas de San Mateo.
Un abrazo desde Tenerife.
Miguel A. NORIEGA
www.asotavento.com