sábado, 5 de mayo de 2012

Los Picos de Campoo con esquis

 El Pelos en el paso de la Muerte


Zona:
Campoo

Esquiadores:
Molus
Pelos

30 de abril del 90!! hola Pelos cómo estás? vienes a dar una vuelta? pero no una vuelta normal, pues es que estaba pensando, que podíamos tirar, Piquilaguardi para arriba y luego a ver qué tal?
Después de rememorar un clásico de los Celtas Cortos de los 90, el lunes 30 de abril del 2012 el Pelos y yo nos dispusimos a realizar la ruta de los Picos del valle de Campoo. El día empezó en Vejo tomando un desayuno rico en azúcares y grasas. Nuestro gran amigo y compañero de fatigas Seco, esta vez no nos pudo acompañar porque tenía una ligera molestia en la espalda, originada en extrañas circunstancias el viernes por la noche, hasta el momento de escribir este artículo este tema todavía esta pendiente de aclarar.


Compramos empanada de chorizo, agua, aquarius y carretera para Proaño.
Salimos sobre las once de la mañana, para que madrugar? total tenemos todo el día por delante y esto va a ser un paseo (pobres inocentes). Porteamos los primeros quinientos metros de desnivel seguidos de un perro lobero, digno de un aprobado por parte de Vallejo. A los 1500 metros, cogimos una lengua de nieve que nos permitió  calzar los esquís y tirar para arriba. 1900 que frío en las manos, paro para ponerme los guantes, sorpresa cuando se lo comento al Pelos y me contesta que el va sin guantes, que se le han olvidado y que total estamos casi en mayo y tampoco puede hacer tanto frío, entonces es cuando pienso "joder con los del barrio del Sorribero". Después de muchas falsas cimas coronamos el primer pico el Piquiliguardi. Pelos tiene las manos heladas y decidimos bajarnos y dejarlo para otro día, pero la verdad es que ya que estamos ahí, podíamos coronar el Pico Cordel, total esta pegado. Llegamos al Pico Cordel y el tiempo mejora, el Pelos se ve mejor con las manos y yo estoy con ganas de tirar, como no, con una empanada en la mochila, cualquiera se vuelve a casa.

El resto de las cumbres pasan rápido, Peña Hijan, la Tabla, el Bóveda y el Cornón… hace bueno, nos movemos rápidos y además lo hacemos todo con las pieles puestas, no queríamos poner y quitar porque como no llevamos pieles de repuesto y la nieve estaba rara, nos daba miedo a que al final del día no nos pegaran bien.

Llegó el Paso de la Muerte que fue el único paso que nos quitamos los esquís durante toda la travesía.
A las tres de la tarde, después de cuatro horas de travesías y mas de 2000 metros de desnivel  nos encontrams en la caseta del Chivo comiendo la empanada que tanta ganas teníamos de hincar el diente.

Coronamos el pico Tres Mares (cómo no) y pasamos a los Asnos poco mas arriba de la telesilla, Hoyas, los Castros y Cuchillón, todo pasaba ligero y fácil, un rato el Pelos delante otro yo, no había mucha huella que abrir, aunque la nieve era de esta pegajosa recién caído y transformado que hacia complicado el avance.

Después de pasar Cotomañin y Cuetomañinos, hicimos una parada en la cabaña de Llano para tomar el ultimo tentempié, ya nos la dábamos por terminado, todavía me acuerdo  de mi frase "esto ya esta hecho" bendito iluso infeliz, nada mas salir de la cabaña, cuando afrontamos la subida para el Sestil, se metió una nube no, "la nube", viento, ventisca, el lado izquierdo (oeste) del pantalón congelado con escarcha, yo tenia la mano derecha congelada y no hacia nada mas que pensar en el Pelos que llevaba la mano sin guante en una especie de escarcha protectora alrededor de la piel, como si una especie de evolución prematura le hubiese protegido de la amputación. 2100 metros de altitud, llegamos a la altura del alambrado y viendo el Golobar abajo de nuestros pies, decidimos poner fin a nuestro aventura.

Molus en el Pico Tres Mares

Llamo a nuestro director de logística (Sergio Seco) y le digo qe nos venga a buscar a la carretera del Golobar, después de bajar 300 metros y según vamos llegando a la carretera vemos q empieza a despejar, entonces nos miramos y nos decimos "y si lo acabamos" venga qué cojones? Seco le deja unos guantes al Pelos y volvemos a tirar para arriba en busca de la arista. Puto escobal que no me deja caminar, me acuerdo de cuando de chico iba con mi padre a caballo por los escobales y siempre acabábamos perdidos y muertos de frío, desde entonces tengo ese trauma con los escobales.
Camino de cuenca Vitor no se ve nada, ventisca y nubes, malamente me dejan distinguir al Pelos a poco mas de 10 metros, yo me empiezo a rallar pensando que esto no se acaba, se me hace larguísimo, no tengo referencias, el Pelos me va esperando cada poco para animarme y darme agua.
Por fin llegamos arriba de Cuenca Bucer, donde empieza la bajada, realmente estoy cansado, me cuesta dar la vuelta maría y dar los giros es un suplicio. Llegamos a unos 1500 metros de altura donde se acaba la nieve, nos quitamos los esquís, buaahhhhh esto ya está, de eso nada, todavía nos quedaban 300 metros de escobal, q bonito, voy a diseñar un bastón con Dynafit y los Pedros que se va a llamar el bastón desbrozadora, me voy a cargar todas las escobas y matojos de Campoo, os  prometo q voy a dejar huella.

Después de mas de 10 horas, 3000 metros de desnivel positivo y cerca de las diez de la noche llegamos a la carretera, justo al limite de Cantabria con Palencia, ahora si!! ya estamos!! por fin!! Pelos yo no ando mas!! aquí mismo llamo a Seco y que nos venga a buscar.
Tengo que comentar que se me pasó por la cabeza soltar la broma de decir "y si mañana lo hacemos al revés??" pero preferí callarme porque alguno de estos dos era capaz de contestarme "venga vale"

4 comentarios:

edusimal dijo...

Estáis como mulas…o como cencerros. No se que calificativo os va mas, ja, ja,ja.
Un saludote

Pelaiu dijo...

Muy buena actividad, mejor relato y como no, dos burros que solo les falta la "albarda"; cagüen la puta, son más recios que las peñas. Pues nada, poco más que decir que enhorabuena.

Anónimo dijo...

Vaya rutillas que os marcais chicu,ahora mi duda existencial es si la empanada era de La Población o de Orzales.
Sois mis fans número uno...vaya máquinas ja ja ja.

kike dijo...

Muy Buena actividad, parece que estas ultimas nieves nos dan alguna oportunidad más antes de guardar las tablas...
A ver cuando coincidimos en una.
saludos de kike de pucela