sábado, 30 de marzo de 2013

Si no se puede pinchar habrá que esquiar


Vista del corredor desde abajo
Fecha: 30 de marzo 2013
Esquiador: Sergio Seco
Actividad: descenso del corredor norte clásico del Pico San Carlos (macizo central de Picos de Europa)

Después del viaje frustrado a Alpes por la meteo y el mal invierno que estamos teniendo en casa para escalar, habrá que darse al esquí, aunque uno ya está cansado de recorrer el valle de Campoo. Así que con una meteo un poco incierta me fui hacia Fuente Dé a ver que se podía hacer por allí.
Ya me llevaban rondando la cabeza una serie de bajadas que tenía ganas de hacer, así que "in situ" y en función de la nieve decidiría por donde tirar.

Llego a las nueve menos veinte al teleférico y está jarreando. Empezamos bien; las dudas empiezan a planear sobre mi cabeza, pero ¡qué narices! Soy amigo del teleférico así que para arriba. Preparo todos los bártulos que creo que me pueden hacer falta para hoy y la gente que tengo alrededor me mira asombrada. Cierro el coche. Última mirada hacia arriba y pienso: la meteo daba grandes claros para las horas centrales del día; a ver si por lo menos arriba nieva hasta que lleguen los claros y pueda hacer algo.

Salgo de la cabina como un cohete con unas ganas de darme caña para limpiar la carbonilla de estos días, que la noche campurriana a veces se hace muy dura... jajaja. Llego a la llana de arriba y siento como nieva... ¡yuhuuuu! Hoy hacemos labor; ahora, a ver cuál. Salgo foqueando con dirección a la vueltona y voy viendo que hay unos 5 cm de nieve nueva; esto pinta bien. Según voy llegando a la vueltona me quedo asustado de la cantidad de nieve hay en Picos este año. Desde navidades no había vuelto.

Llego a la vueltona. Viendo que se quieren abrir claros, el estado de la nieve y que la siguiente puedo venir con más amigos, me decanto por ir a echar un ojo al corredor norte del San Carlos. Con esto del internet ya sales de casa con mucha información para ciertas actividades. Sabía que el corredor tenía mucha nieve y el resalte central estaba casi tapado. Así fue; cuando llego, el resalte solo tiene un escalón de un metro que encima me permitiría bajarle casi sin saltarle.
El corredor se me hizo muy largo todo el rato abriendo huella por la rodilla, traccionar con los brazos era como nadar. Buffff... que poco me gusta esta nieve para ascender, pero cuánta seguridad da bajando.

Asi que piano piano fui llegando a la cumbre del San Carlos donde me cogió una pequeña clara, la cual me permitió recoger todo y prepararme para bajar. Como en los días nublados cuesta ver mas el relieve en la nieve, me apresuré para abajo. El principio es una especie de loma que después de 20 metros giras a la izquierda hasta una pequeña horcada donde empieza ya el rock & roll.

Empieza el rock & roll
La nieve en este tramo estaba muy buena y me permitía encadenar los giros de forma fluida, a pesar de la pendiente, hasta el primer estrechamiento, que tuve que bajar derrapando unos 10 metros porque los esquís me entraban justo de ancho. De ahí, salí a una campa de nieve que me volvió a dejar girar fluidamente hasta llegar al escalón, al cual me aproximé derrapando unos 5 metros. Como me enseñó mi padre de chico, cuerpo hacia delante en el borde del escalón y listo. Ya solo me quedaba toda la campa hasta el final del corredor donde ya te animas debido a la adrenalina descargada y das unos giros grandes a topeeeeee.

Llegué al fondo del jou y remonté hacia la vueltona, con la intención de subirme por la canal Alucinante a la cumbre de Peña Vieja y así hacer un descenso curioso, ya que esta canal tiene un escalón a su entrada que, en años de poca innivación, es un resalte muy difícil de escalar y la opción es entrarle por arriba y montar un rápel de salida.

Este año el resalte está mas que tapado, pero se andaban metiendo nubes feas arriba y para no tener visibilidad casi en la bajada preferí retirarme. Cuando esta mierda de tiempo nos dé tregua habrá que venir con la cuadrilla y darle un pegue.

Las paredes estan bastante cargadas de nieve y marcan bien la gran mayoria de lineas del entorno del teleférico. Pero como no venga un poco de frío o el cielo se quede raso, en unos días no hay nada que hacer. Eso sí,  ¡hay nieve para ratooooooooooooooooooo!

Canal de San Luis impresionante

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena, Mapilla....

Luis Gutiérrez Diez dijo...

Enorme Seco
Eres mi idolo